La Aeronáutica en los primeros días

Conclusión

INDEX PDF


La Aeronáutica en los primeros días del año 1910
Dirigibles y aeroplanos sus proezas y progresos

R. Pedro Marcoláin San Juan


Conclusión


CONCLUSION

82. Víctimas de la aviación. El ingeniero Eugenio LeféVre, de 51 años, considerado como el más diestro de los aviadores franceses en la semana de Reims, se mató en Juvissy el 7 de Septiembre ensayando un biplano Wright (fig. 26) por cuenta de'la Sociedad Ariel. Tras de una virada seguida de un'Vuelo rectilíneo de 200 m., ocurrió la caída brusca, súbita é inesperada, de una altura de 10 m. La causa del accidente es desconocida.

El 22 el capitán Ferber, que hacía experiencias en Boulougne, con el pseudónimo de De Rué, se mató después de tomar tierra, por haber chocado en un surco las ruedas del tren de arrastre, volcando el aparato y aplastando con su peso ál desgraciado aviador.

Era el Capitán Ferber Secretario de la Comisión de aviación del Aero-Club de Francia y uno de los más activos promovedores de la aviación.

ϖEl 6 de Noviembre, en el aeródromo de la Brague, cerca de Antibes, el aviador español Antonio Fernández, después de un vuelo de 300 metros, una virada sin incidentes y otro vuelo rectilíneo, al maniobrar el gobernalle para tomar tiéfjfe, por haberse roto la ligadura, que con una cuerda había hecho en uno délos cables del mismo, cayó Violentamente al suelo, siendo aplastado por el motor, que le rompió la columna verte-

La Aeronáutica en los primeros días del año 1910: Dirigibles y aeroplanos sus proezas y progresos

Fig. 26. Vuelo de Lefévre en biplano Wright núm. (el piloto más dbstro en el meeting de Eeirns, clasificado el prú pruebas eliminatorias de la copa Gordon Bennet).

bral. La causa de este accidente fué la impaciencia del desgraciado Fernández, que le hizo ser imprudente, confiando su vida á un gobernalle con un cable roto y mal atado.

El 4 de Enero del año 1910, en el aeródromo de la Croix d' Hins (Burdeos), murió el célebre aviador M. León Delagrange. Cuando ejecutaba la tercera vuelta á borde de su monoplano Bleriot, en medio de las aclamaciones, la violencia del aire dobló el ala izquierda é inclinó la derecha, plegando sus alas el monoplano y precipitándose en vertiginosa caída tras uno de los cobertizos.

La aviación pierde en la persona de Delagrange uno de sus campeones más ilustres. A últimos de Diciembre había Volado en el aeródromo de Juvissy 200 kilómetros en 2 h. 32' en el mismo aparato. Una desgracia, cuya causa se desconoce, ha cortado en flor sus ilusiones en los momentos, en que se proponía batir el record de distancia de 232 kilómetros 212 m. de H. Farman.

85. Estabilidad de los aeroplanos. Los biplanos Wright, Curtiss, Voisín y Farman tienen adelante el gobernalle de profundidad; pero los tres últimos tienen además un estabilizador atrás, que les dá un vuelo absolutamente recto, mientras que el Wright, instable, cabecea.

Es indudable que uno ó varios planos colocados atrás contribuyen " automáticamente á mantener el equilibrio longitudinal.

En los biplanos Voisin el gobernalle de profundidad Va delante y á muy corta distancia de los planos de sostén.

La'estabilidad longitudinal está asegurada en los aparatos franceses por una cola estabilizadora.

Los monoplanos llevan todos atrás el gobernalle de profundidad.

En cuanto á la estabilidad lateral Wright la asegura con auxilio del alabeo de los planos de sostén y combate los peligros de la Virada, combinando con la acción del alabeo la de un gobernalle vertical. Ble- -riot adopta esta misma solución, aunque en forma distinta.

Las condiciones del planivuelo se modifican en los aeroplanos, no sólo por la forma y extensión de los órganos de sostén, representados por las alas, sino también con auxilio de aletas suplementarias móviles y por medio del alabeo ó combamiento de los planos.

84. Velocidad de un aeroplano. Puede aumentarsede dos modos: 1.°, disminuyendo la resistencia á la penetración; y 2.°, utilizando un exceso de potencia motriz sobre el mínimum necesario para su elevación. Este exceso de potencia puede hacer variar la velocidad de 30 á 200 kilómetros por hora.

La velocidad para los aeroplanos tiene un mínimum, bajo el cual'no es posible su sostén, cualquiera que sea la potencia del motor. En los

actuales aeroplanos este mínimum es de unos 25 kilómetros por hpra y corresponde á un ángulo de ataque de unos 30°.

85. Escuela superior de aeronáutica de París. Funciona ya. Su apertura fué el 15 de Noviembre último á las diez de la mañana, en la antigua Academia de Medicina, calle de SS. Peres. Han sido admitidos 110 alumnos. Son profesores los señores siguientes: Lecornu, de Motores ligeros, 20 lecciones.

Painlevé, de Mecánica de Aviación, 20 lecciones.

Comandante Renard, de Aeronáutica general, 50 lecciones.

Además de estas 90 lecciones se darán 160 conferencias por Ingenieros y profesores, sobre:

«Derecho áreo» 2 conferencias por Henry Coüanier.

«Construcción de navios aéreos», 10 conferencias por Espitalier, Teniente Coronel.

«Instrumentos y unidades de medidas», 5 confs. por Guillaume.

«Construcción de motores y automóviles», 15 confs. por Leroux.

«Máquinas y establecimientos frigoríficos», 6 confs. por Loverdo.

«Ensayos y arreglo de motores», 10 confs. por Lumet.

«Resistencia de materiales», 15 confs. por Mesnager.

«Telefotografía», 2 confs. por el Capitán Sacconey.

«Aplicación de la aeronáutica á la meteorología», 2 confs. por Tei-serenc de Bort.

«Aplicación de la aeronáutica al arte militar», 5 confs. por el comandante Boyer.

Para informes y programas, dirigirse al Sr. Director de la Escuela Superior de aeronáutica, 30, Rué Falguiére, París.

Pronunciado el discurso de apertura por M. Paul Doumer, Diputado, ha comenzado su curso sobre «La Mecánica de la Aviación» M. Painlevé, del Instituto.

A las dos los alumnos se han reunido en la Escuela, 30, Rué Fal-quiére, y se han dividido en cinco grupos: los dos primeros en los talleres aeronáuticos, el tercero en la sala de dibujo industrial y los otros dos en los talleres mecánicos instalados en el anejo—90, Boule-vard Garibaldi.

Los cursos se harán por la mañana en la Sala de la Antigua Academia de Medicina.

En la Universidad de Charlottemburgo hay establecida una cátedra de Aeronáutica.

86. Escuelas de aviación. En el aeródromo de Pont Long (Pau) se inauguró el 24 de Noviembre la escuela de aviación de Bleriot en

monoplanos, dirigida por él mismo y por Alfredo Leblanc para principiantes. Del 26 al 29 hizo varias evoluciones y viradas en 8; vuelos rasando el suelo, trayectorias que semejan montañas rusas, y planivue-los á motor, parado desde alturas de 100 m. Cuenta varios discípulos y entre ellos dos húngaros, Horogh y Nivy.

En el mismo aeródromo debutará la escuela de aviación de los aeroplanos Wright, dirigida por Tisandier.

La sociedad «Astra» constructora del dirigible «España», repara el cobertizo para dirigibles, que un huracán destruyó. El «España» continuará en él sus pruebas.

En Mourmelón funciona la escuela fundada por la «Sociedad Antoi-nette» y dirigida por H. Latham, con numerosos alumnos.

También funciona en Mourmelón la escuela de aviación, creada por los hermanos Voisin y dirigida por el Ingeniero Chateau, que ya en 27 Noviembre Volaba 50 minutos.

87. Proezas notables de la aviación en 1909. Alcanzar altitudes de 500 ó 600 m-, es ya una conquista á merced de más de un aviador experimentado.

Un telegrama fechado el 7 de Enero de 1910, anuncia que Latham ha batido en la tarde el record de altura, elevándose á unos mil metros.

Descender con el motor parado desde alturas considerables, de 200 y aún de 300 m. sobre el suelo, en correctos y suaves plani-vuelos, ya para tomar tierra, ya para remontarse de nuevo, sin haber tocado el suelo, es hazaña constitutiva de importantísimo progreso, ya realizada por los insignes aviadores O. Wright, L. Paulham, H. Latham, y que no tardará en ser imitada.

Desafiar la tempestad, luchando en frágil máquina contra el viento huracanado, de velocidad igual y aún superior á la del aeroplano, impulsado por toda la potencia de su motor, y alcanzar la victoria en tan horrenda lucha es proeza, realizada por Paulham y especialmente por Latham, que, además de un valor temerario de parte del aviador, pone de manifiesto el positivo é indudable perfeccionamiento del moderno aeroplano.

88. Posibilidad del transporte aéreo de viajeros. En Vista de los resultados obtenidos hasta ahora, es lícito suponer que en breve se proyectarán y construirán aeroplanos á escala mayor con carruaje ó navecilla fusiforme, enteramente cerrado, con vidrieras de celuloide transparente, sillones de mimbre, etc., para diez ó más pasajeros. Un motor de potencia suficiente con una buena provisión de gasolina, planos de mayor envergadura, dispositivos de dirección en todos sentidos, medies ingeniosos para luchar contra las inconstancias del aire, un

buen mecánico y un piloto hábil, experimentado en' correctos y suaves planivuelos á motor parado, son los elementos, con que en parte cuenta y de que dispondrá muy pronto la aviación, para dar á los Viajes aéreos seguridades semejantes á las de los transportes marítimos y terrestres-

89. Condiciones de organización de un aeroplano para viaje largo. Un viaje de unas cinco horas de duración, sin escala, ó con escalas, haciendo varios centenares de kilómetros á favor del viento ó contra él, supone, entre otras dificultades, una gran fatiga y una gran tensión de espíritu de parte del piloto, á causa de los cuidados, que exige el gobierno y conducción del aeroplano.

Para que sea fácil y segura la maniobra de los órganos del aparato, es preciso que éste reúna las condiciones siguientes:

1.a Un motor perfectamente arreglado y automático. 2.a Que al piloto acompañe un ayudante (mecánico, piloto ú observador).

5.a Que pueda hacer planivuelos á motor parado, sin riesgo para el personal, ni deterioro para el material..

4.a Comodidad y confort en la instalación del personal á bordo del aeroplano.

5.a Que todas las maniobras estén agrupadas en un solo Volante, para poderlas efectuar con una mano, como en los aparatos de Bleriot, librando al piloto de una inmovilidad insufrible.

6.a Un amortizador del ruido del escape, á fin de que los aviadores pueden entenderse de palabra.

7.a Llevar á bordo algunos instrumentos de observación, tales como barómetro altimétrico, estatóscopo é indicador de pendientes y otros instrumentos de medida.

Los viajes aéreos se harán con más seguridad á algunos centenares de metros de altitud, lejos de los remolinos y Vientos Variables de las regiones bajas.

90, Lo que queda por hacer. Falta aún estudiar y poner en ser-Vicio práctico una máquina Voladora, que pueda ejecutar verdaderos viajes de una ciudad á otra. Pero ya Henri Farman hizo su primer paseo en aeroplano desde el campo de Chalons á Reims, ya Bleriot ha ejecutado un trayecto en ciclo cerrado de Toury á Artenay; agregúese su emocionante travesía en línea recta de Calais á Douvres sobre el agitado Canal déla Mancha; ya H. Latham,Maurice Farman, Santos-Dumont, Roger Sommer y otros aviadores han hecho sobre los campos trayectos de algunos kilómetros por vía aérea; ya Maurice Farman ha realizado viajes de 70 kilómetros de Buc á Chartres, y de Chartres á Orleans, proyectando llegar á Blois y regresar á Buc por vía aérea.

a

Esperemos nuevos éxitos de la navegación aérea en ios concursos anunciados de «Londres á Mánchester» con un premio de 10.000 libras por el tDaily-Maifa,y de «París-Dijon-Nancy-Lille-París» con otro de 100.000 francos ofrecidos por «-Le Matin».

Esta nueva etapa será indudablemente franqueada, á pesar de sus enormes dificultades, en plazo relativamente breve, por la brillante pléyade de aviadores, que principalmente en Francia y en los Estados Unidos y también en Inglaterra,'Italia, Bélgica, Alemania y en otros países se esfuerzan por hacer que el aeroplano salga del periodo imprescindible de tanteos al de la realización práctica y segura de los viajes aéreos.

Los nombres de los Wright, Santos-Dumont, Farman, Bleriot, Latham, Paulham, Rougier, Delagrange, Sommer, Cody, Lambert, Calderaray otros menos significados, que llegan al palenque enardecidos por el fuego del entusiasmo, de la fé y del amor, que caracterizan ■ á los héroes y mártires del progreso, son garantías suficientes de la próxima definitiva conquista de la atmósfera, en provecho de la navegación aérea práctica y segura.


PDF